Para el éxito de nuestra marca o empresa es imprescindible realizar una buena campaña de marketing que sea capaz de extender nuestra propuesta a cuanta más gente sea posible. Las campañas de marketing son herramientas de comunicación que, siempre que estén bien hechas, darán los frutos deseados.

Para realizar una campaña de marketing es necesario desarrollar un proceso en el que cada paso cobre la relevancia que merece y así no perder ningún detalle para lograr una campaña fuerte y eficaz. No olvidemos que estamos difundiendo información de nuestra marca, y queremos que esta adquiera una buena posición y concepto en el saber de todos aquellos que forman nuestro público objetivo.

Fijar objetivos

Es importante saber cuales son los objetivos que queremos alcanzar cuando lancemos la próxima de las campañas de marketing que nos disponemos a diseñar. Algunos de los objetivos que las empresas suelen perseguir son:

  • Crecer en la misma proporción que crece el mercado
  • Dar a conocer al público objetivo ciertas novedades de la empresa
  • Vender y consolidar una buena imagen de nuestra marca
  • Llegar a consumidores potenciales y atraerlos
  • Fidelizar a nuestros clientes

En función a los objetivos mencionados, sabremos si el tipo de publicidad que vamos a emplear será publicidad informativa, publicidad persuasiva, publicidad de recordatorio o publicidad de refuerzo.

Elaborar un briefing

El briefing es el documento más importante en el primer tramo a recorrer en cuestión de campañas de marketing. Se trata de un documento en el que se fijan los detalles importantes que deben considerarse imprescindibles en la creación de nuestra campaña de marketing. En este documento han de recoger ciertos elementos como:

  • Definición del público objetivo
  • Definición del servicio o producto
  • Información sobre el entorno competitivo

Experiencia publicitaria

  • Objetivos a perseguir
  • Estimación del presupuesto disponible

Construir el mensaje

Este es un paso muy importante a seguir, y es conveniente pensarlo bien. Debemos elaborar un mensaje claro, conciso y que describa bien todas las cualidades y beneficios del producto o servicio que estamos anunciando.

Es importante porque a través del diseño del mensaje llegaremos al público deseado y cubriremos los objetivos planteados.

Impulsar la creatividad

La mayoría de campañas de marketing que todos recordamos no fueron por el producto que se vendía ni la empresa que lo fabricada. Son recordadas por la originalidad de su distribución. Spots llamativos, imágenes impactantes, voces únicas…

Creatividad y talento han de ser las dos características requeridas en una buena campaña.

Elaborar un plan de medios

Una vez acordados el qué decir y cómo decirlo, necesitamos saber cuales son los canales a través de los que llegar a nuestro público objetivo de la forma más adecuada, rentable y eficaz.

Cuando detectemos cuales son los canales elegidos, habrá que adaptar el mensaje a los medios para que la campaña de marketing surja efecto en todas sus variantes.

Coordinación de la campaña

Elaborar un planning en el que se especifiquen formatos, fechas y número de emisiones es recomendable. De esta manera haremos un seguimiento minucioso de los trabajos y apariciones de la publicidad , y podremos detectar si es necesario un cambio de maniobra en cualquier momento a lo largo de la durabilidad de la campaña de marketing.

Puesta en marcha

Ya está todo listo para poner en marcha nuestra próxima campaña. Al hacerlo comprobaremos cuál es el feedback que recibimos, y veremos si funciona en función del incremento de las ventas que consigamos cerrar. No siempre es esto lo más importante, sino que a veces lo que conseguimos es darnos a conocer o implantamos una imagen buena de nuestra empresa en los consumidores.

Las campañas de marketing siempre son de ayuda. Se han de utilizar como experiencias para saber qué es lo que funciona a nuestra empresa y cuales son los puntos débiles que debemos reforzar. Las métricas a obtener al finalizar las campañas de marketing serán de gran relevancia para la experiencia publicitaria y nos darán una visión cuantitativa del proceso que hemos seguido y si lo hicimos de la forma correcta.